El Amo




Odio la oscuridad. Y él como si nada. Míralo, ahí durmiendo, tan a su bola, y yo desatendido. ¡Será desconsiderado! ¿Qué tengo que hacer para que me haga caso?
    A ver el mail. Algo habrá entrado.

    «El banco Lunaticotrérrico arroja un dividendo a su favor».

    Nada. Necesito algo más potente. Su sueño es profundo. Además, está muy oscuro. Odio la oscuridad... y sus ronquidos. ¿Cómo puede una persona hacer semejante ruido? Y más delante de mí. Su amo. Esto no va a quedar así... ¿ayer hubo fútbol? ¡Qué tontería! Todos los días hay fútbol. A ver... Nada.... Solo de segunda. Tampoco le gusta tanto. Y esa manera de roncar demanda algo más fuerte. Algo como... ¡Sí! Esto es lo que buscaba. Ya verás;ahora solo falta hacer sonar mi pitidito especial, encender mi luz y... ¡Sí! ¡No hay sueño que pueda conmigo!
    Bosteza, buena señal. Me agarra, perfecto. ¡Qué frías tiene las manos! Aunque su dedito deslizándose por mi barriga es cálido. Ahí lo tienes, imbécil.
    
«Nuevas imágenes de la Duquesa de Ô en cueros junto a su amante. Se rumorea que el Duque se pasa el día llorando».

    Venga, ahora continúa leyendo. ¡No! ¿Te frotas los ojos? ¿No te gusta la noticia? ¡¿Qué?! ¿Me dejas en la mesilla? No pretenderás continuar durmiendo. Solo quiero un poco de atención. ¡Es tanto pedir!
    Que sí, que me deja...
    Vale, chaval, no me dejas opción. Y me da igual que sea domingo de madrugada. Te lo ganaste: ¡abriendo carpeta de las Fake News!








78 comentarios:

  1. ¡Vaya! Tenemos un antagonista que es un mando a distancia, y ahora nos traes a un móvil con muy malas intenciones. Muy original, me despistaste al principio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. Sí, el mando a distancia no tiene nada que hacer contra un móvil, je, je.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. No, si ya se veía venir. Los móviles serán nuestros próximos enemigos vengadores. Quizá deberíamos deshacernos de ellos antes de que empiecen a volvernos locos o paranoicos.
    Muy buen micro, Pepe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo son, el otro día para entrar en el Sepe me pedían el número de móvil, 😱, creo que ya nos tienen dominados, pero desde la zona silenciosa.
      Un abrazo, Josep!

      Eliminar
  3. Jola, Pepe. Mientras leía, yo también tenía pensamientos ¿Qué será será? me preguntaba. ¿El perro, un libro? Pues, no y eso es lo que me da miedo porque estos aparatos del diablo no solo oyen sino que escuchan tus pensamientos o te fuerzan a ellos. No sé. Como siempre magnífico micro con un enemigo que, de momento, gana por goleada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te pones a pensar, da algo de miedo hasta qué punto estamos metidos en este mundillo. No solo nos escuchan sino que hacen un estudio estadístico de nuestros gustos, de los artículos que nos llaman la atención incluso el tiempo que dedicamos a las entradas de las redes sociales... Pues eso, que da miedo.
      Un abrazo, Isan.

      Eliminar
  4. ¡Hola, Pepe! Muchas gracias por participar en el microrreto. Plantear el móvil, no solo como villano, sino como un "amo" es una buena crítica a cómo se han instalado estos adictivos dispositivos en nuestras vidas. Además, al final recurre a uno de los mayores problemas que tenemos en la actualidad con las noticias: las Fake News que están inundando la red. Un relato divertido y que invita a la reflexión.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro día leí que seis de cada siete noticias son fakes news. Eso da qué pensar hacia dónde vamos.
      Muchas gracias M.A. y felicitaciones por la gran acogida que está teniendo este reto.
      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Hola Pepe, estupendo micro. Yo también pasé por el estado de intriga que nos obliga a leer hasta el final casi sin respirar. Tienes toda la razón y es una excelente advertencia aunque no sé si la humanidad está aún a tiempo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Juana, más vale pensar que aún estamos a tiempo, aunque este es cada vez más alarmantemente escaso.
      Gracias por pasar y un abrazo!

      Eliminar
  6. El móvil se ha convertido en un supervillano silencioso! Desgraciadamente aun hay mucha gente que no se ha dado cuenta, y los que lo sabemos, efectivamente ya pensamos que es demasiado tarde! Ja, ja! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. Dentro de unos años tendremos que liderar una ofensiva contra los moviles. Será fácil. Su infantería tendrá el cerebro seco, je, je.
      Un abrazo, Marifelita

      Eliminar
  7. Muy buen micro, realmente los móviles se están transformando en villanos, pues se apoderando de la atención de la gente a tal punto que ni en la mesa familiar hay diálogo, realmente bien pensado.
    Saludos, PATRICIA F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas situaciones cada vez son más cotidianas, ves grupos de gente que no de habla absorta en sus móviles. Lo más curioso es que puede que estén hablando entre ellos a través de sus móviles aún estando codo con codo, porque ese telón digital cada vez proporciona mayor confort, aunque la gente con la que hables sea con la que mejor te lleves.
      Un abrazo, Patricia

      Eliminar
  8. Vaya, vaya, tuve que leer el final un par de veces para captar quién era el amo. Nos pintas una máquina terrible. Aún más de lo que ya es...
    ¡Buen trabajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. De eso se trata, aunque debe de ser más terrible, MJ.
      Gracias por pasar, y un abrazo!

      Eliminar
  9. Muy bueno, sin duda los móviles hoy pueden ser unos verdaderos villanos, invitándonos a dejar fuera a los demás y metiéndonos en una burbuja. Claro que al final, los malos no son ellos, simples instrumentos, sino nosotros que no sabemos poner límites. Muy buen relato, muy actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, el malo es uno mismo, pero es más fácil culpar al otro, aunque sea una extensión de ti mismo.
      Un fuerte abrazo, Ana.

      Eliminar
  10. Hola Pepe, juegas al despiste con tu protagonista, pensé que era un libro y resulta que es un móvil el malo de la película .
    Un tema muy de actualidad
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no pensé que despistara tanto. Puede que yo esté más enganchado que la mayoría, je, je.
      Un abrazo, Puri

      Eliminar
  11. Nos manejas de un lado s otro, sospechando si puede ser uno u otro, hasta que saca su arma definitiva. Bien traído lo del "amo" y lo de la pantalla oscura, que representa el descanso de un objeto que representa la ansiedad en estado puro.
    Abrazoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ansiedad en estado puro, sí señor, esa descripción es perfecta, sobre todo, cuando lo perdemos de vista y queremos ver lo que acabamos de ver hace cinco minutos.
      Un abrazo, Gabiliante

      Eliminar
  12. Un micro cargado de crítica e ironía. Me ha encantado, Pepe, muy original y muy sorprendente ese final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marta, ante la tiranía del móvil, ironía, ja, ja.
      Un abrazo!

      Eliminar
  13. Hola, Pepe:
    Sorprendido, como cuando dejo el teléfono encendido en algún lugar prohibido, así me ha dejado el relato que has compartido.
    Un abrazo, Pepe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias, Nino, y cuidado con dejarse el movil encendido, que los carga el diablo.
      Un abrazo!

      Eliminar
  14. Hola Pepe joe con el móvil tiene muy mala leche y soluciones para llamar la atención. Buen relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Vaya con este villano. Lo malo es que se actualiza solo el muy jodido y sabe lo que nos gusta tocarle la pantallita. Toda una debilidad del ser humano de este siglo tan sometido a las tecnologías.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es otra, que se actualiza solo, dentro de poco él nos actualizará a nosotros.
      Muchas gracias por pasar, Francisco.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Muy buen micro, Pepe, tu historia invita a la reflexión de quién conoce mejor a quien: el “amo” el “tecnosiervo” o el “usuario”. Al principio dude sobre qué personaje representaba al antagonista pero el desarrollo del relato dejó bien a las claras las malas intenciones del “aparato inteligente”. Me ha gustado el micro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un aparatejo que vino como criado, como instrumento, y se está convirtiendo en el auténtico amo. Sí señor. ¿Cómo continuará? Las opciones me aterran, aunque yo soy muy miedoso.
      Un abrazo, Carles

      Eliminar
  17. ¡Hola, Pepe! Y por eso un servidor no tiene teléfono móvil, ja, ja, ja... Me encantó este villano, digital y virtual pero muy real. Un aparatejo que como un niño caprichoso exige la atención permanente con sus pitiditos, sus mensajes pendientes y su permanente necesidad de actividad. A ver si llega el día en el que se establezca un apagado automático a las tres o cuatro horas de uso. Estupendo micro! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese apagado debería ser un decreto ley, porque la cosa se nos está yendo de las manos, aunque con ellas mantengamos el aparato. Pues en cierto modo, me parece una filosofía muy buena la tuya, no estar bajo el yugo de este aparatejo. Yo sigo apagándolo por la noche, y muchas veces hay días que no lo enciendo.
      Un abrazo, David!

      Eliminar
  18. Los oscuros bordes de la tecnología que creemos dominar. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  19. En todo momento pensando en el quién y resultó ser un qué. El humor, la fina ironía, la intriga... Me ha encantado, Pepe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El qué! Eso es, ya no es ni teléfono, simplemente móvil, dentro de poco, mi otro yo, ja, ja, ja.
      Muchas gracias por pasar, Pilar.
      Un abrazo!

      Eliminar
  20. ¡Hola Pepe! El mayor tirano de la historia, el teléfono móvil, un elemento que se ha convertido en indispensable para la mayoría de nosotros. Desde el principio del micro mantienes atento al lector intentando averiguar quién está hablando. Me ha gustado mucho. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso parece, porque el teléfono está apropiando de nuestras vidas y sin apiadarse de ello.
      Muchas gracias por pasar, Rocío, me alegra que te haya gustado.
      Un abrazo

      Eliminar
  21. Hola Pepe. Mucho me temo que el móvil es el principio de la tiranía tecnológica que puede esperarnos no en mucho tiempo. Aunque hay que reconocer que la era digital, todo sea dicho, nos abre una ventana a la información que puede ser usada mejor o peor, según el caso. Un relato ingenioso donde lo sutil prevalece, marca de la casa, y nos vas mostrando como el artefacto se vale de sus malas artes para influir en su dueño, ávido de atenciones como un niño caprichoso. Al final creo entrever una crítica no solo a la excesiva dependencia de la tecnología, sino a como determinadas fuerzas la aprovechan para crear una realidad paralela en nuestras mentes a base de bombardearnos con informaciones falsas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jorge, el otro día leí que seis de cada siete noticias que nos llegan son falsas. Creadas para mantenernos enganchados al aparato. Todo eso de la venta de datos personales queda en segundo plano, lo que prima es nuestra atención. Puede que tengas razón, la era digital es una herramienta fantástica, pero puede que haya evolucionado más que nosotros.
      Muchas gracias por pasar, por tus detallados comentarios y elogios
      Un abrazo!

      Eliminar
  22. Hola Pepe, que bueno un móvil reí indicando un poco de atención a su dueño, no te creas algunas veces los mismos móviles suelen vengarse con cosas como estas o cosas peores, jajajaj.
    Un micro muy original y divertido, besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, te creo, los móviles son vengativos y unos canallas.
      Un abrazo,Flor.

      Eliminar
  23. Pepe, sin duda , los auténticos villanos del siglo. Un puñetero movil te tritura el cerebro mejor que cualquier ameba. El tema es que nadie quiere darse cuenta y al capital cuanto mas venda, mejor. Pero tendremos consecuencias en el futuro. Ya paro, que me enervo, jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te enerves, simplemente, apaga el movil jajajaja. La verdad es que es para asustarse, ojalá nos equivoquemos.
      Un abrazo, Pedro.

      Eliminar
  24. Buenos días Pepe.
    Mientras leía, yo también me preguntaba. ¿Será un perro, un libro? Pues no, era el omnipresente móvil y eso, en estos tiempos, asusta. Porque estos aparatitos no sólo escuchan tus pensamientos, sino que se convierten en amos de tu vida.
    ¡Un relato muy logrado! Un villano que, por el momento, gana por goleada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a veces sí parece que te lean la mente. Asusta de pensar que sea así. Quizá ya sea tarde para nosotros, jajaja, me pongo enseguida distópico.
      Un abrazo, Trujaman

      Eliminar
  25. Ja, ja, seguro que eso no falla… Muy hábil (a tu estilo) y profunda crítica a nuestro tirano favorito… Lo cierto es que da escalofríos que pasará en un futuro próximo si la gente sigue tan hipnotizada...
    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que no, Maite, seguro que le pasa algo como lo que le pasó a la tele, una versión mejorada y con una IA superior, jajaja.
      Un abrazo!

      Eliminar
  26. Ja, ja, ese es el verdadero antagonista, de todos y en cualquier ocasión. Ahora entiendo por qué le hacemos tanto caso, no se resigna a ser olvidado y se impone de todas las formas posibles. Genial el micro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como un niño malcriado, Rosa, pero este programado para serlo.
      Muchas gracias por pasar.
      Un abrazo!

      Eliminar
  27. Hola Pepe!! Creo que has dado en el clavo, el móvil se está convirtiendo en nuestro mayor enemigo y las fake news son su dinamita. Muy buen relato, me ha gustado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un cockel dificil de esquivar, Lola.
      Muchas gracias por pasar y un fuerte abrazo!

      Eliminar
  28. Hola.. la verdad yo hace tiempo que descubrí las malas intenciones de mi móvil y su misión de destruirme poco a poco... Y ahora solo me lo confirmas... Ja ja.. excelente relato.. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, de momento, podemos pararlo con un simple botón. De momento.
      Un abrazo, Octavio

      Eliminar
  29. Cuánto mal nos está haciendo el móvil. Nos roba horas de sueño y de vida con la excusa de estar conectados y en comunicación con el vecino. Villano...
    Muy buen trabajo. Una llamada de atención que seguramente caerá en saco roto, snif, snif.
    Un abrazo enorme, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cada vez hay más gente que está en contra, Bruno, esperemos que nos oigan.
      Un fuerte abrazo, compañero

      Eliminar
  30. Genial, Pepe. Un amo tirano, tal cuál. Habrá que ponerlo en su sitio antes de que sea demasiado tarde.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Carmen, nunca es tarde si la dicha es buena
      Un abrazo!

      Eliminar
  31. Muy buen relato, escrito con tu habitual sentido del humor pero de los que te deja pensando hacia dónde vamos.
    Un abrazo, Pepe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chema, veo que el pensamiento es más común de lo pensado.
      Un abrazo!

      Eliminar
  32. Hola, Pepe!! me ha gustado mucho tu micro. Me gusta la crítica que encierra: esa dependencia que tenemos tantas personas de los móviles nos perjudica. Y es que al final los móviles no están a nuestro servicio sino al revés. Los móviles tienen tantas funciones y con el desarrollo de la inteligencia artificial, ¿quién puede saber lo que sucederá en el futuro? Con tu relato ofreces una clara respuesta. Enhorabuena y un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los móviles liderarán la ofensiva a favor de los humanos, estoy seguro, porque ya nos están dominando, jajaja.
      Muchas gracias, Cristina

      Eliminar
  33. Ya lo has cabreado! Verás la que te viene. Buen relato

    ResponderEliminar
  34. Genial micro. Me encantó.
    Relata muy bien el mal que nos hace la adicción al teléfono.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Los celulares suelen tener aplicaciones, que suelen ser I.A.
    Puede ser que tengan autoconsciencia y desarrollen cierta maldad.
    O por lo menos, el deseo de tener la atención.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, pero cada vez parece que tengan vida propia, o algo similar.
      Un abrazo, Demiurgo!

      Eliminar
  36. Hola Pepe, un micro muy ruidoso a pesar de su silencio, ja, ja, me ha encantado, llegue a pensar en el reloj despertador, pero al final ¡Zas!, el maldito tirano del celular, un supervillano al que nosotros le hemos entregado llenos de ilusión nuestra vida, y que la destroza sin piedad alguna al crearnos esa adicción tan fatal. El mio lo mantengo lo más callado posible, no tengo redes ni uso whatsapp, así que lo ignoro mayormente, solo lo uso para llamadas y ver el correo de cuando en cuando.Genial el monólogo de este villano, buen relato reflexivo.
    Recibe un abrazo y mis deseos de muchas alegrías en este mes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Harolina. Pues ese, el despertador, también es un villano que se merece unos cuantos relatos, ja, ja. Pero no, tenemos al villano por excelencia, incluso le ha robado el trabajo al despertador, reloj y lo que queda. Yo también suelo apagarlo a veces, aunque cada vez la dependencia es mayor.
      Muchas gracias por pasar, Harolina, que tengas muchas alegrías este mes también
      Un abrazo

      Eliminar
  37. Hola Pepe, muy buen relato, que original, jaja, me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Hola, Pepe. Yo pensando todo el rato que hablaba solo y le estaba dando palique al móvil. 😂😂🖐🏼

    ResponderEliminar